El fin de aplicar un impermeabilizante es eliminar la humedad contenida en el interior de los inmuebles, así como eliminar filtraciones, goteras y reducir el calor. Impermeabilizar te ayuda a eliminar manchas y moho y asegura la vida útil de tu hogar, dándote un ahorro de energía al
disminuir la temperatura de las losas y techos y protegiendo no solo a tu
familia sino también a todos los objetos que guardas en casa.

Pero, ¿sabes los 3 consejos básicos antes de
impermeabilizar?

Lo ideal es aplicarlo antes de tener la filtración, aunque algunos productos se pueden aplicar cuando esta ya existe.
Hay ciertos consejos que te ayudarán tanto a la aplicación correcta como a
que esa protección sea duradera mucho más tiempo.

Prepara la superficie

Es muy importante que el techo o superficie que quieras impermeabilizar
esté limpio y libre de cualquier sustancia que impida la penetración del
impermeabilizante (Como grasas, aceites o polvo). Debes retirar todo resto despegado de impermeabilizantes anterior
y dejar la superficie libre de polvo, antes de comenzar a aplicar.

Además debes cubrir todas las ranuras que veas y tratar de
que tu techo o superficie estén lo más lisos y parejo posible evitando así que
se formen charcos y pueda filtrarse esa humedad o
fluidos.

Revisa las pérdidas de agua y la porosidad del material

Los drenajes o tuberías en mal estado pueden crear pérdidas
de agua o fugas y es necesario repararlas antes de comenzar a impermeabilizar mediante reemplazo de partes o la aplicación de selladores y cementos plásticos, así como
sustituir cualquier teja o elementos suelto que se encuentre en mal estado o dañada.

La porosidad de ciertos materiales favorece la aparición de
la humedad, sobre todo en suelos o sótanos. En esos casos es recomendable
aplicar varias capas de impermeabilizante. Si la superficie que vas a
impermeabilizar presenta problemas de hongos, debes aplicar un inhibidor de
hongos, o realizar un lavado para neutralizar estos problemas.

Aplicación del impermeabilizante

Es muy importante que cuentes con impermeabilizantes de alta calidad como Acrílicos ImperPASA y Asilaflex, los cuales garantizarán una excelente
cobertura en la durabilidad que elijas. Una vez que lo tengas, debes aplicar una primera capa en un solo sentido, ya sea horizontal o verticalmente y dejar secar bien, respetando los rendimientos indicados en la información técnica.

Al siguiente día es muy recomendable aplicar una segunda capa de impermeabilizante en sentido contrario a la mano anterior, para asegurar una mejor cobertura de grietas pequeñas. Debes dejar secar de igual manera todo el día.

Con el material totalmente seco, puedes repasar con una brocha pequeña los puntos críticos como bordes o donde estaban las goteras con una tercera capa de impermeabilizante para garantizar la cobertura total de fugas o grietas.

En todos los casos, para la aplicación, sigue los consejos de cada uno de los tipos de impermeabilizantes que has elegido de acuerdo a nuestras recomendaciones anteriores.

Si sigues estos pasos te aseguramos que dejarás fuera la humedad durante mucho tiempo, ya quela efectividad del sistema impermeabilizante depende en gran medida de realizar una buena aplicación.

Si te gustó, ¡compártelo!
Follow by Email
Facebook
Twitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si te gustó, ¡compártelo!